INSTITUTO DE DERECHO DE LA DISCAPACIDAD: ESTADO MUNDIAL DE LA INFANCIA 2013 — NIÑOS Y NIÑAS CON DISCAPACIDAD — UNICEF — MONTEVIDEO — 31 DE MAYO 2013.



UNICEF presentó un nuevo Informe sobre el Estado Mundial de la Infancia, que éste año se enfocó en “Niños y niñas con discapacidad”. La misma se llevó a cabo en la ciudad de Montevideo, en nuestro vecino país de Uruguay.
UNICEF estimó que alrededor de 93 millones de niños, 1 de cada 20 niños menores de 14 años, vive con alguna discapacidad moderada o grave. No obstante, en el Informe se resalta la ausencia casi total de datos sobre niños/as con discapacidad a nivel regional y global y los que hay deben interpretarse con prudencia y no deben compararse entre sí. El motivo es que las definiciones de discapacidad difieren de un lugar a otro , de una época a otra, al igual que el diseño, la metodología y el análisis de los estudios.

RECOMENDACIONES FUNDAMENTALES
El compromiso internacional para construir sociedades más incluyentes ha dado como resultado una serie de mejoras en la situación de los niños y niñas con discapacidad y de sus familias, pero muy a menudo estas personas tienen que seguir haciendo frente a obstáculos que impiden su participación en los asuntos cívicos, sociales y culturales de las comunidades. Lograr la promesa de equidad por medio de la inclusión requerirá tomar medidas en las siguientes esferas:
1- 1) Ratificar — y poner en marcha- la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y la Convención sobre los Derechos del Niño.

2- 2)Luchar contra la discriminación y mejorar la concientización sobre la discapacidad entre el público en general, los encargados de tomar decisiones y las personas que proporcionan servicios esenciales para los niños y los adolescentes en sectores como la salud, la educación y la protección.

3- 3) Eliminar las barreras a la inclusión para que todos los entornos infantiles — educación, establecimientos de salud, transporte público y demás — faciliten el acceso y alienten la participación de los niños y niñas con discapacidad junto a los otros niños.

4- 4) Poner fin a la institucionalización de los niños y niñas con discapacidad, comenzando por una moratoria en las nuevas admisiones. Esto debe estar acompañado de la promoción y el aumento del apoyo a favor de la atención basada en la familia y la rehabilitación basada en la comunidad.

5- 5) Apoyar a las familias para que puedan hacer frente a los altos costos de vida y a las oportunidades perdidas para ganar ingresos que están relacionadas con la atención a los niños y niñas con discapacidad.

6- 6) Avanzar más allá de las normas mínimas incorporando a los niños y los adolescencon discapacidad y a sus familias en la evaluación de apoyos y los servicios diseñados para satisfacer sus necesidades.

7- 7) Coordinar servicios en todos los sectores a fin de abordar la amplia gama de problemas a los que hacen frente los niños y adolescentes con discapacidad y sus familias.

8- 8) Incorporar a los niños y adolescentes con discapacidad en la toma de decisiones que les afecten, no solamente como beneficiarios, sino también como agentes a favor del cambio.

9- 9) Promover un programa de investigación concertado a escala mundial sobre la discapacidad para generar los datos fiables y comparables que son necesarios para orientar la planificación y la asignación de recursos, y para situar más claramente a los niños y niñas con discapacidad en el temario del desarrollo.

La prueba definitiva de todos los esfuerzos mundiales y nacionales será a escala local, ya que consiste en saber si todos los niños y niñas con discapacidad disfrutan de sus derechos — incluido el acceso a los servicios, al apoyo y a las oportunidades — en pie de igualdad con otros niños y niñas, incluso en los entornos más remotos y en las circunstancias más desfavorables.(textual informe UNICEF)

Hasta aquí, las Recomendaciones por parte de la UNICEF, en relación a lo que debería atenderse para construir Ciudades Inclusivas, a lo largo del Informe se va desarrollando cada uno de los ítems, de los que nos parece oportuno remarcar

“Si se les da la oportunidad de prosperar como a los demás niños, aquellos que tienen discapacidades poseerán el potencial para llevar vidas plenas y contribuir a la vitalidad social, cultural y económica de sus comunidades”… No obstante, sobrevivir y prosperar es particularmente difícil para los niños y niñas con discapacidad.

En muchos países, las respuestas más frecuentes a la situación de los niños y niñas con discapacidad son la institucionalización, el abandono y el descuido. .. No es inusual considerar inferiores a los niños/as con discapacidad, intensificando su vulnerabilidad; la discriminación basada en la discapacidad se ha plasmado en la marginación de los recursos y de la toma de decisiones, e incluso en el infanticidio.

Pocos países disponen de información fiable sobre cuántos de sus ciudadanos son

niños/as con discapacidad, qué impedimentos tienen y cómo afectan a sus vidas. Los niños así excluidos son desconocidos para los sistemas sociales, educativos y de salud, y por lo tanto, pierden el acceso a estos servicios, a los cuales tienen derecho.

Subestimar el potencial de las personas con discapacidad es uno de los factores que más atentan contra su inclusión y su disfrute de la igualdad de oportunidades.

No hay cambio, sino cambia la ACTITUD. La Ignorancia, la Invisibilidad, la subvaloración de sus capacidades, los obstáculos a la igualdad de oportunidades y al tratamiento conspiran para mantener marginados a los niños/as con discapacidad.

Es sumamente importante la Participación: La interacción es efectiva contra los prejuicios. La integración social beneficia a todos.

El Informe pone énfasis en la protección social para los niños/as con discapacidad y sus familias, ya que el costo de vida suele ser más alto para éstas familias, que entre otras razones, pierden oportunidades para obtener ingresos.

Rehabilitación basada en la Comunidad: Redes

Según la discapacidad, un niño puede necesitar un dispositivo de ayuda (una prótesis por ej) o un servicio (como un intérprete de lenguaje de signos) para funcionar plenamente, según la OMS, en numerosos países de bajos ingresos solamente entre el 5 % y el 15 % de quienes requieren tecnología de apoyo pueden obtenerla. Deberían ser gratuitos y disponibles para todos.

Otro aspecto que resaltó, fue el del Diseño Universal en torno al tema de la Accesibilidad, que pueden usar todos, independientemente de su edad, capacidad o situación. Sin necesidad de adaptaciones o proyectos especiales. En el mundo real: rampas, audio libros, cierres velcro y autobuses con piso bajo, entre otros.

Y la incidencia en los costos, representando menos del 1 % considerar la accesibilidad en los nuevos edificios, en tanto que realizar adaptaciones en edificios ya terminados puede representar hasta un 20 % del costo original.

Salud Incluyente: es una cuestión de justicia social y de respeto a la inherente dignidad de todos los seres humanos. Como asimismo, una inversión a futuro.

Temas como la Inmunización, la nutrición resultan fundamentales para prevenir posibles discapacidades.

Los invitamos a visitar, a aquellos que les interese, el sitio oficial de UNICEF, www.unicef.org donde se encuentra publicado el texto completo del informe.

Dr. Claudio F. A. Espósito
Director de Instituto

4754-2139 administracion@casm.org.ar