CASSABA .- MEDIDA CAUTELAR.- DEBE ABSTENERSE DE EXIGIR A TODOS LOS ABOGADOS MATRICULADOS EN EL CPACF LAS PRESENTACIONES DE DECLARACIONES JURADAS, PAGOS, APORTES, CONTRIBUCIONES O CUALQUIER OTRA OBLIGACIÓN PREVISTA EN LA LEY 1.181 Y SUS NORMAS COMPLEMENTARIAS, CUANDO AQUÉLLOS ACTÚEN EN EL ÁMBITO DE LA JUSTICIA NACIONAL O FEDERAL DE LA CAPITAL FEDERAL.- “RIZZO JORGE GABRIEL Y OTROS C/ EN M° TRABAJO Y OTROS S/ PROCESO DE CONOCIMIENTO”.- CÁMARA EN LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FEDERAL.- SALA IV.-
25-09-2007

Buenos Aires, 25 de septiembre de 2007.

Y VISTOS:
El recurso de apelación interpuesto por la parte actora a fs. 1891 contra la sentencia de fs. 1879; y

CONSIDERANDO:

I. Que la presente acción fue iniciada por los Dres. Jorge Gabriel Rizzo Delia Mariluis, Adriana Noemí Calabró, Sandra Silvia Carqueijeda Román, Benjamín B. Sonnenberg, María Silvina Marengo, Iván Marcelo Aurelio Bahamondez Fierro, Guillermo Ledesma, Santiago Carlos Montaña, Andrea Liana Martino, Nancy Teresa Anzoátegui, Laura Alejandra Calogero, Alberto Arnaldo Pepe, José Luis Colombi, Gabriela Marlene Engler, Sandra Bucay, Luis Mario Marras, Margarita Ledesma, Gladys Mabel Ottone, Gabriela Nascone, Mariana Leonardi, Luis Gómez Fernández, Luis Alberto Pereyra, Nancy Griselda Blasi, Patricia Mónica Edith Di Mango, Juan Pablo Echeverría, Héctor René Sández, Gabriela Irene Ardanaz, Pablo Ignacio Segal, María Fernanda Miranda, Javier Alejandro Erne, Alberto C. Caci, Juan Pablo Godoy Velez, Christian Guinzburg, Mariano Octavio Sánchez, Ariel Gerardo Pucci, Cecilia B. Gómez Acevedo, José Luis Riveiro, Ernesto Guillermo Luis Black, Lusiano Andrés Leandro Scarano, Lidia Beatriz Nuesch, Silvia Lorelay Bianco, Pastora Graciela Romano, Rosa María Alvarez Barreto, Susana Isabel Acosta, Myriam y Débora Munarriz (fs. 2/11 vta.) contra la Caja de Seguridad Social para Abogados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CASSABA) y el Estado Nacional, a fin de que se declarara la incompetencia de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para dictar leyes con carácter federal o nacional en orden a que era inminente la entrada en vigencia de los efectos de la ley 1181 de la mentada legislatura local mediante la cual se había creado la aludida Caja de Seguridad Social de Abogados de Buenos Aires (CASSABA). Basaron su pretensión en que la legislatura local carecía de facultades para dictar una norma con alcance nacional o federal como la cuestionada pues ello resultaba violatorio de normas de rango constitucional previstas en el artículo 31, 75, inciso 30, y 125 de la Constitución Nacional, entre otras, razón por la cual debía declararse su inconstitucionalidad (fs. 2/14 y adhesiones presentadas a lo largo de la causa).

Más adelante ampliaron el objeto de la acción solicitando la declaración de inconstitucionalidad de la acordada 6/05 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y otras normas concordantes y complementarias (fs. 96/107).

A fs. 138/186 se presentó un escrito aclaratorio y complementario de las presentaciones anteriores cuestionando además la resolución SSS 19/03 y la Nota Externa AFIP 1/05 además de aquéllas que, como consecuencia de la ley local 1181, fueran dictadas con posterioridad.

A lo peticionado se adhirieron los Dres. Analía R. Ardura (12), Pedro G. Nieto (12), Virginia Scharn (12), Alejandro Tomás Butler (13), Susana A. Wlasiuk (13), Alicia E. Mancebo (13), Mónica S. Crespi (13), Angel F. Di Paola (13), Jorge G.B. Corneli (13), Rafael Dain (13), Sebastián Villar (13), Erika Marcela Zezza (13), Mariana Stilman (13), Susana Isabel Acosta (13), Inés L. Cambiasso (13), María Esther Murphy (50), Mabel M. L. Lovecchio (53), Gabriel Corbella (58), Mario Cababie (60), Susana Mabel Zappala (61), Viviana Fernanda Bruno (63), Teresita María Iturralde (74), Analía Andrea Schejtman (80), Silvia Moresco Holman (83), Enrique Adalberto Piragini (84), Diego Lachlan Mc Neill (90), Luciana Cecilia Marti (91), Flora Vázquez (92), Mónica Viviana Lang (94), Martá B. Sánchez Bock (95), Eva Carmen Bravo (122), Gabriel Oscar Moreiro (123), María Cristina Ruggieri (128), Gerardo Vicente Resnizky (129), José Ignacio Maradona (187), Renné Muchen (188), Carlos Alberto Hernández (189), Héctor Yenni (190), Héctor Sánchez Alberti (190), Graciela Menéndez (190), Chuang Pei Chuan (190), Osvaldo Enrique Ruiz Díaz Oberti (190), Luciana C. Fragata (190), Mabel Lovecchio (190), Gabriela Ardonaz (190), José Luis Riveiro (190), Martín Alvaro Aguirre (190), Fernando G. Degaudenzi (192), Graciela María Montenegro (193), Gabriela Andrea Bagnasco (194), Juan José Colella (195), Mariana Magirena (196), Rodolfo Mario Garrido (197), Lorena Regina Etcheverri (198), Florencia Carla Rizzo (201), José Luis Amejeiras (203), María José Veic (205), Jorge Gabriel Torraco (207), Adriana S. Alonso (209), José Raúl Ferraro (211), Julio César Martínez Arias (213), María Ignacia Moyano (215), Blanca del C. Quiroga (217), Maria Lourdes Labarthe (219), Liliana Mónica Vinocur (221), Patricia Elcira Fay (223), Martha García Pacheco (225), Eduardo Sinforiano San Emeterio (227), Alejandro M. Morreale (229), Diana Sarachian (231), María Isaura Marino (233), Guillermo E. Sacchero (235), Pablo Adrián González (237), Jorge O. González (239), Alejandro Ignacio Díaz (241), Jorge Miguel Cuadro (243), Matías José Casal (245), María Julia Ruz (247), Claudia Marcela González (249), Diego Gabriel Marion (251), Cynthia Roxana Ginni (253), Daniel Alberto Fernández (255), Daniel Ramón Trava (257), Antonio Alberto Bachetta (259), Ana María Sila (261), Mariana Anselmi (261), Julio César Anselmi (261), Maria Elena Bacco (263), Hugo Vicente Franciotti (265), Adriana M. Ramírez Andreani (267), Guillermo Miguel Ramírez (267), Fernando Luis Resnik (269), Rodrigo de Jesús Benítez Meabe (271), Walter Alberto Calvo (273), Guillermo Armando Pizzotiello (275), Marcelo Antonio Montarce (277), Lorena Regina Etcheverri (279), Ruben Alberto Gallucio (281), Analía Beatriz Bastias (283), Mariano Agoneletti (285), Elvira Florencia Palacios (287), Hugo Remigio Díaz Walker (289), Jorge Ruben Della Morte (291), Gustavo Alberto Romairone (293), Eliana Inés Gauchi (295), Ana Laura Palmucci (297), Eugenio Horacio Cozzi (299), Carlos Guillermo Espinola (301), Marcelo Aristóbulo Etcheverry (303), Silvia Graciela Banegas (305), Alicia Norma Arbol (307), Adriana Alejandra Maharbiz (309), Marcelo Hugo Lembo (309), Beatriz M. Bussetti (313), Daniel Fábregas (315), Ariel Guillermo Ramanzioni (317), Adolfo Bagnardi (319), Marcela Alejandra Ali (321), Lilia Aurora Calvo (323), Guillermo Ledesma (357/358), Mónica Crespi (357/358), José Luis Quintela (357/358), Jose Constantino Moyano Barro (359), Daniel Morsichoff (360), Rosa Dafinotti Calello (361), Guillermo Alessi (363), Olga Marta González Persico (364), Carla Beatriz Modi (365), Ernesto Gilman (366), Mirta M. Santiago (367), Gustavo Hugo Barrionuevo (368), Roberto E. Mangeri (269), Cristina Verzin (370), María A. Groppo (271), Carina H. Bozzolo Pintos (372), Lucía Verónica Galván (373), Natalia Débora Fernández (374), Beatriz Susana Slaen (375), María Cristina E. López (376), Liliana María Rodríguez (377), Julio E. Manzone (378), Gustavo L. Kohut (379), Claudia Torrecillas (380), Domingo Gómez Bisgarra (381), Edgardo Víctor Lértora (382), María A. Fernández Bula (383), José A. García Teseira (384), Hebe Mirtha Martínez (385), Carlos Gustavo Steffen (386), Carmen Beatriz Benet (387), Carlos Alberto García (388), Mónica Marta Palucito (389), Gladys Mabel Ottone (390), Vicente P.C. Cancher (391), Carlos A. Correa Arias (392), Ana Elizabeth Escobar (393), Ana M. Piña Puig (394), Verónica Rita Gramajo (396), Horacio Armando Bekerman (397), Carito Agurto Aguirre (398), Basilio Luis Alvarez (399), Sandra Andrea Naccarato (395), lara Andrea Quintela (400), Gloria Abate (402), Hugo Daniel Otero (403), Julio César Norte (404), Carlos Atir Medan (405), Andrea F. Perepliochik (406), Susana María Gil Aiello (408), Claudia Mabel Gutiérrez (409), Graciela Rizzo (410), Patricio C. Rivolta (411), Juan Alberto Ballatore (412), Enrique Carlos Marega (413), Ruben Gustavo Canteo (414), Paula María Medina (415), Diego A. Garazzi (416), Carolina Beatriz Alvarez di Pietro (420), Perla Verónica Rivero (422), Luciana Norma Ferraro (424), Gabriel Fabián Pustelnik (424), Sebastián Matías Pannunzio (426), Alfredo Luis Torrada (428), Carolina Susana Escobar (430), Sebastián Eduardo Carazo (432), María Margarita Narvaja (434), María Inés Qüesta (438), Amado Alejandro Vecchi (440), Carlos Orestes Cardozo (442), Liliana Clerici (444), Olimpia M. C. Cuppari (446), Ana María Chiarello (448), Gesidia Domínguez Di Matteo (450), María del Rosario Carbone (452), Santiago Luis Kohan (458), Alberto Eliseo Casanova (460), Juan Carlos Esposito (462), Eduardo Melquíades Vallejos (464), Alberto Martín Sosa (466), Horacio R. Currais (468), Romina Iñiguez Gañez (470), Bruno Daniel Escudero (472), Ana María Scorza (476), Flavio Cristian Placoná (478), Maio César Rambaldi (478), Norberto Fermín Colombo (480), Ariel F.M. Grynszpan (481), Sandra Sirur Flores (483), Juan Fraga (484), María Cristina Passarelli (485), Graciela Lucía Capria (486), Mariana Irene Egidi Méndez Montenegro (487), Soledad Zabala Alonso (489), Mabel B. Lietti (491), Susana Beatriz Lavagna (493), Lucía Cristina Rapoport (495), Christian Raúl Guinzburg (496), Nelly Esther Barrionuevo (497), Laura Grisel Locane (498), Marcelo Jorge Peloso (499), Hernán Luis Baglivo (499), Carlos Alberto Burgo (499), Christian Javier Rodríguez Veltri (499), Daniel Esteban Luraschi (500), Ernesto Juan Azás (501), Esther Rey (502), Miguel Angel Forcella (503), Diana Aída Saita (507), Julio Argentino Decoud -h- (507), Viviana Leonor Decoud (509), Estela Méndez Montenegro (511), Liliana G. Paganini (513), María Victoria E. Luna (515), María Laura Godoy Isely (519), María Inés Deangelis (521), Ramón Albín Lauría (523), Gerardo Daniel Tessari (527), María José Tomaselli (527), Esteban Leslie (529), Alberto Ireneo Guerli (531), Mónica Patricia Simonetti (533), Jorge Quaglino (541), Roberto Casbi (542), Julio H. Scolni (543), Rodolfo Raúl Ríos Ordóñez (544), Romina M.G. Mores (545), María Estela Abelayras (574), Miriam Beatriz Acosta (575), Gustavo Fabián Alberte (576), Guillermo Leonardo Alessi (577), Susana Sonia Altamirano (578), Jorge Omar Andrés (580), Juan Carlos Badía (582), Carlos Martín Barberis (583), Rosa Barbieri (584), Alicia Susana Benzaquen (585), María Pía Beatriz Bernardo (586), José Félix Bernaus (587), Mauricio F. Astoul Bonorino (588), Viviana Margarita Boretti (589), Gustavo Adrián Boso (590), Carlos Daniel Bustamante (591), Victoria M. Cabral (592), Alberto María Lamarque (593), Isabel Beatriz Cantero (594), Elba Yolanda Cardozo (595), Fernando Ariel De Caresani (596), Ricardo N. Carretino (597), Carlos Dora Casanovas (598), Lorena Verónica Castillo (599), Elvio N. Cervini (600) María Fernanda Cifre (601), Ester Susana Cittardini (602), Emma E. Corazza (603), Sebastián Alberto Chouela (604), Sandra D’Andrea (605), Calixto de la Torre (606), Liliana Alicia de las Heras (607), María Isabel Di Biasi (608), Horacio Dibetto (609), Matías Dupuy Acosta (610), Liliana Inés Eluchanz (611), Jorge Luis Espinosa (612), Fernando Esteve (613), Claudia N. Fedorovsky (614), Carlos B. Fedorovsky (615), Juana Evangelista Fernández (615), StelIa Maris Fonte (616), Gustavo Fernando Fortassin (617), Nanci Liliana Foti (618), Aída María Frankel (619), Víctor A. Gatto (620), Elena Rita Genise (621), Beatriz Teresita Gerardi (622), Gustavo A. Giménez (623), Adriana Mónica Godoy (624), Teresa Beatriz Goldman de Montero (625), Egle Circe Goncalves Charneca (626), María Cristina González (627), Noelia Catalina González (628), Jorge Jesús María González Camarasa (629), Javier Razquin Goñi (630), Eva Elsa Grün (631), María Cristina Carrera (632), Alicia Teresa Guardia (633), Carlos Alberto Haber (634), Alejandra O. Hasperue (635), María Gabriela Iglesias Varela (636), Daniel Izzi (637), Roberto Nazareno Kechichian (638), Claudia Beatriz Kovack (639), Eduardo Juan Krauss (640), Mariana Rosa Kühn (641), José Luis Languiller (642), Aldo Omar Larrea (643), Hernán Juan Carlos Lavigne (644), Horacio Livio de Martini (645), Gerardo Raúl Lezaga (646), Ignacio Guillermo Livy (647), Adrián Raúl Lombardo (648), Germán Osvaldo López (649), Marcela Claudia Lupo (650), Analía Graciela Llompart (651), Noemí Angela Malaspina (652), Clara Estela Malu (653), Ilse Elena Manigot (654), Claudia A. Marchese (655), Gloria Cristina Martínez (656), Enrique Facundo Martínez Barbosa (657), Mariana Yanina Mellebovsky (658), Andrea Cecilia Matos (659), Marina Soledad Mirco (660), Andrea Nora Molina (661), Eduardo Morinigo (662), Liliana Beatriz Fuensalida (663), Eduardo Sergio Fuks (664), Fabián Alejandro Fuentes (665), Mariana Soledad García Valiñas (666), Nicolás García Culla (667), Paola Viviana García (668), María Guillermina García (669), Oscar Alfredo Gálvez (670), Marcelo Serafín Galli (671), Lorenzo Carlos Galeano (672), Mirta Carmen Torres Nieto (673), Ricardo Adolfo Müller (674), Francisco M. A. Trovato (675), Paulina BestaizTripodi (676), Gladys Bernardina Urbieta Giménez (677), Pablo Vacas (678), Angela Gerardo Vanni (679), Laura Patricia Varela (680), Noemí Marta Vázquez (681), Patricia Nora Vescio (682), Lázaro Ricardo Villalba (683), María Nedda Vitale (684), Beatriz Irene Waissnmann (685), Alicia Hebe Yáñez (686), Liliana Hilda Zambrano (687), Gustavo Rafael Zunino (688), Nora Estela Rollandi (689), Elena Maria Rossetto (690), Enrique León Rosas (691), Jorge Horacio Romero (692), Maria Soledad Sabella (693), Juan Carlos Rossi (694), Osvaldo Miguel Scardaccione (695), Daniel Osvaldo Satini (696), Jaime A. Schwartzman (697), Daniel Ernesto Schwartz (698), Alicia Verónica Serrano (699), Juana Seppe (700), Liliana López Segura (701), Beatriz I. Tamargo (702), Oscar Rube Sztaba (703), Gustavo Enrique Tinetti (704), Norma Luján Torres (705), Luis Eduardo Muñoz (706), María Adela Olveira (707), Mariangeles Ortolani (708), Sheila Pedrozo (709), Ricardo Félix Perretti (710), Paula Plohn (711), Susana Piliponsky (712), Luisa Graciana Plumari (713), Narciso Ricardo Puentes (714), Juana Rados (715), Ruben Carlos Ramírez (716), María Gracia Raso (717), Alejandro Rainoldi (718), Antonio Mario Rocco (719), Jorge Luis Rodríguez (720), Ignacio David Rodríguez Almaráz (721), Martín German AdIar (722), María Carmen Agliano Lavalle (723), Carlos Alberto Amante (724), Fernando Manuel Amejeiras (725), Federico Luis Arata (726), Beatriz Susana Arias (727), María A. Balestracchi (728), Pablo Conrado Federico Barés (729), Ricardo Alejandro Barés (730), Ernesto Francisco Martin Barilati (731), Ursula C. Basset (732), Virginia Baudino Puriz (733), Arturo Jorge Bayala (734), Samuel Raúl Bibas (735), Gerardo Biritos (736), Marcelo Félix B (737), Eduardo Marcelo Blondel (738), Ana Cecilia Bodega (739), Claudia Inés Bruschtein (740), Liliana Beatriz Bruzzo (741), Darío Angel Busso (742), Ana Graciela Buthet (743), Elizabeth Viviana Calisaya (744), Mariano Ruben Cardozo (745), Ana María Castaño (746), Fernando Javier Castiglione (747), Daniel Castillo (748), Carolina Fernanda Castiñeira (749), José Luis Columba Barrientos (750), Daniela Raquel Crespo (751), Julio A. Cueto Rua (752), Mariana de Asmundis (753), Claudio Omar Catania (755), Marcero Daniel De Carli (756), Vicente José De Cires (757), Gilda M. Dongarra (758), José Daniel Federico (759), Silvina Fedrizzi (760), Luis María Fuentes (761), Adrián Sergio Funes (762), Carlos E. Furtado (763), Hugo Omar Gallardo (764), Ricardo Daniel Gagliardi (765), Alberto Horacio Garbero (766), Gustavo Adolfo García (767), Juan Pablo Garibotti Labadie (768), Giovanna Mercedes Gentile (769), Emma Eisa Gómez Dicotich (770), Federico Gustavo Gilly (771), Karina Gindre (772), Julián Manuel Goldman (773), María Virginia Gómez (774), José Luis González Asaad (775), Walter Adrián Gottlieb (776), Mabel Analia Grillo (777), Ana María Grosso (779), Silvia Cristina Helber (780), Mirta Mabel Ibarra (781), Fernando Alberto Inzaurgarat (782), Roque Roberto Iturriaga (783), Julia Jaukin (784), Marcela Alejandra Klepach (785), Sara Kotliar de Goldstein (786), Evangelina Kreef (787), Julio Esteban Lalanne (788), Ernesto Adolfo Landívar (789), Jorge Belisario Lascano (790), Raúl Víctor Lo Russo (791), Elda Lonchibuco (792), Marcela Eugenia López Méndez (793), Diego Hernán Macías (794), Gonzalo Nicolás Manglano (795), María Luján Marturano (796), Andrea Raquel Meta (797), María Luz Miño (798), María Inés Miraglia (799), Carlos Alberto Molteni (800), Ruben Abel Monasterio (801), Carlos Eduardo Montoya (802), María Gabriela Moreno (803), Dante Andrés Moya (804), Alejandro César Munilla del Campo (805), María Carla Murphy (806), Rosana del Carmen Olivieri (807), Carlos Horacio Ortega (808), Lucía F. Padilla (809), Héctor Daniel Palleiro (810), María Gabriela Pantanali (811), Leo Luis Pereyra (812), Mercedes Pérez Fernández (813), Margarita Pérez Santana (814), María Celia Pérez Pardu (815), Paula Daniela Pergola (816), María Elisa Petrelli (817), Jorge Alberto Pinasco (818), Diego Hernán de León Prandi (819), Eduardo Héctor Repetto (820), Liliana Silvia Rial (821), Leila del Carmen Rivadeneira (822), Hebe Flora Roble (823), Elba Susana Rocha (824), Augusto Eduardo Rodrigues (825), Carlos Guillermo Rodríguez (826), Miguel Carlos Roifo (827), Valeria Mariela Russo (828), Eduardo José Sáenz de la Tejada (829), Graciela Noemí Salvati (830), Daniel Ruben Salvetti (831), Ana Cristina Sánchez (832), Susana Noemí Sastre (833), Augusto Segato (834), María Angélica Siciliano (835), Sonia Adriana Silveira (836), Raúl Adolfo Sosa (837), Daniel Alberto Stancato (838), Luis María Suardi (839), Blanca María Suárez (840), Natalia Silvina Suárez (841), Marcela Natalia Vaccaro (842), Silvia E. Vairo (843), Julio César Vaitman (844), Santiago Vera Barros (845), Nancy Anamaría Vila (846), Gustavo Alejandro Violetto (847), Gustavo Daniel Vischi (848), Claudio Héctor Vitale (849), María Luisa Vranjican (850), Alejandro César Yapur (851), Eduardo A. Yaconis Woelflin (852), Alejandra Gabriela Espósito (853), Juan Carlos Fierro (924), Christian Alejo Circulnicoff (925), Jorge Christian Loholaberry (926), Paula Alejandra Dematteis (927), Lida Carmen D ‘Arrigo (928), Hugo Daniel Boetto (929), Oscar Alberto Hervaez (930), Mercedes Beatriz Montero (931), Norma Adriana Ruiz (932), Santiago Manuel Rajmilchuk (937), José Luis Pinto Gros (938), Inés Irene Muzzupappa (939), Horacio J. Parera (940), Jorge Horacio García (941), Alejandro Marcelo Escobar (942), Luis A. Ruiz Díaz (943), Esther Oribe (944) , Florencia Galarregui Giménez (945), Gustavo Roberto Pardo Garde (946), Chil A. Groshaus (947), Jorge Carlos Fierro (948), Laura Galicio (949), Edmundo F. von der Becke (950), Ernesto Zannelli (951), José Visciglio (952), Graciela del Carmen Vivas (953), Adriana Raquel Sosa (954), María Eugenia Arufe (955), Gustavo C. Alonso de Armiño (956), Sebastián Alvarez Riera (957), Alberto Jorge Amadeo (958), Fernando Augusto Arias Caamaño (963), Patricio Miguel Asensio Vives (964), Marilina Susana Asenzo (965), Flavia María Bagnatto (966), Héctor E. Barberis (968), Antonio Juan A. Barceló (969), Silvia Patricia Bartolomé (973), Alejandro M. Belieres (975), StelIa Maris Bertelli (976), Juan Carlos Biagi (977), Carlos Alberto Blanda (978), Graciela Silvia Bonfiglio (980), Héctor Cayetano Bonnin (981), Paula Bonzo (982), Carlos Horacio Brieba (983), Alicia Delia Brizuela (984), Diana Mónica Bullor (986), Maria Rosa Cabañas (988), Antonio J. Caggiano (989), Patricia Antonia Calvo (991), Norberto Juan Carbone (992), Carlos Hugo Casabella (993), Graciela Ester Castano (994), Beatriz Estela Castaño Zubieta (995), Daniel Alberto Castiarena (997), Carolina Fernanda Castiñeira (998), Ana María Celery (999), Rita Marcela Chaperon (1000), Stel Maris Chiti (1001), Laura Cistoldi (1002), Flavia Andrea Clan (1003), Guadalupe Collazo (1004), Gabriela Alejandra Costa (1005), Carlos Alberto D ‘Anna (1006), Mariana De Asmundis (1007), Beatriz Nelly Defanti (1008), Alberto Luis Defilippi (1009), Sandra del Valle Farías (1010), Patricia del Valle Páez (1011), Augusto Enrique Dewey (1012), Alicia Di Nardo (1013), Orquidea Adela Díaz Mased (1014), César Díaz Oromí (1015), Myrñá Nélida Díaz (1016), Adriana Olga Donato (1017), Sergio Fabián Doormann (1018), Luis; Aníbal Duarte (1019), María Soledad Ereñu (1020), Nazareno Gabriel Etchepare (1022), Lidia Haydee Fabero (1023), Maria Eva Feller (1025), Horacio Ezequiel Ferdkin (1026), Maria Graciela Frambatti (1027), Graciela Nora Furnari (1029), Mirta Susana Gallardo (1031), Marcelo Salvador Garavaglia (1032), Héctor Enrique García Belmonte (1033), Miren de Iziar García Laruifa (1034), Jorge Horacio García Tanus (1035), Edgardo Antonio García (1036), María de Lourdes Pardo Rivera y Juan Alberto Parrilla Branda (fs. 1098 y 1099 entre fs. 1036 y 1037), Leonor E. Gherscovici (fs. 1038), Mariana P. Goldzier (1039), Rosario Gómez Riera (10401), Daniel Esteban Gómez (1042), Horacio Alejandro Gonella (1043), Pablo A. González Evans (1045), Diego H. González Victorica (1046), María Elsa González (1047), María Guzmán Quinteros (1050), Lucía Nora Guzmán (1051), Stella Maris Haban (1052), Lisen Haddad (1053), Manuel Eduardo Herrera (1055), Marcelo Pablo Ibáñez (1056), Susana Inés Juliarena (1057), Roberto H. Julita Leporace (1058), Adrián J. Karachunsky (1059), Romina Kelly (1060), Patricia Elsa Komarnisky (1062), Graciela Nora Kul (1064), Beatriz B. Le Chiare (1066), Gonzalo Fernando Lescano (1067), Marcela Eugenia López Méndez (1068), Hilda López (1069), Adrián Loureda (1070), Julio Florentino Luján (1071), Ezequiel Ricardo Luppi (1072), Jorge Marcelo Martins (1073), Luciana Cecilia Martí (1074), Carlos Alejandro Menéndez (1076), Rosa de Luján Meza (1077), María Elena Amalia Miño (1078), Carlos A. Miodownik Vera (1079), Juan Carlos Morey (1080), Teresa Natalia Moreyra Mendizábal (1081), Adriana Inés Moriondo (1082), Walter Omar Musa (1084), Ana Afrodita Mutevelis (1085), Matilde Nícoli (1086), Diego Fernando Ochoa (1087), StelIa M. Ojeda de Romero (1088), Alberto B. Orenstein (1089), Laura Marta Otero (1091), Ricardo Palermo (1093), Diego Palombo (1095), José Federico Papalanni (1097), Luisa Pastore (1100), Alberto José Patigore (1101), Lorena Paula Patigore (1102), Elsa Beatriz Paz (1103), Rosario Mercedes Pérez Fernández (1104), María Celia Pérez Pardo (1105), Gabriel Fernando Petit (1106), Francisco Javier Pita (1103), Fernando Luis Primucci (1110), Daniela Estefanía Proietti (1111), Luis Emilio Puca (1112), María Cristina Raifaelle (1113), Gustavo Cristián Regis (1114), Alicia Haydée Renso (1115), Héctor Osvaldo Revelli (1117), Claudia Marisa Rico (1118), Claudia Patricia Riva (1119), Silvina Raquel Robles (1121), Irene Isabel Sabia (1126), Mariana Sambado (1128), Liliana Inés Sartorio (1130), Leonardo Schweitzer (1132), Martín Siedner (1133), María del Carmen Silva (1134), Sixto Luis Silva (1135), Adolfo César Simonelli (1136), Marcela Sandra Simonetti (1137), Dora Leonor Bouzas (1138), Atilio Spada (1139), Blanca María Suárez (1140), Ana María Surin (1141), Walkiria Renée Tomasi (1142), Fulgencio Héctor Torres (1143), María Elisa Furus (1144), Norma Elena Valdes (1147), Dora Alicia Vegue (1148), Graciela Inés Vela (1149), Luis Leonardo Viera (1150), Vanina Isabel Vieytes (1151), María Elena Virgili (1152), Mauricio Andrés Vitali (1157), Alicia Valeria Zaldívar (1160), Mariana Beatriz Zelaschi (1161), Selig Zeller (1162), María de las Mercedes Zualet (1163), Héctor Díaz Cordero (1171), Carlos Humberto Isola (1173), Diego Martín Durán (1175), Laura Wencelblat (1177), Patricia Inés Giamperetti (1179), Ana María Cortéz (1181), María Estela Abelayras (1183), María Antonia La Paz Pereyra (1185), Patricia Cattaneo (1187), Raúl Alberto Rosa (1189), Marcela F. Rodríguez(1191), Gustavo T. Soler (1193), José Amadeo Tubio (1195), Miguel Angel Alfredi (1197), Alejandra Verónica Campos Pérez (1201), Marcelo Díaz (1203), María Noelia Dusau (1205), Myriam G. Fernández (1207), Hugo Daniel Reale (1209), Benjamín Torres Argüello (1212), Fernando E. Vázquez Fernández (1214), Daniel Von Kluges (1216), Nancy Vivian Lerzundi (1222), Juan Martín Videa (1223), María Andrea Esparza (1224), Horacio A. Lombardo (1225), Masako higa (1226), Diana J. Lema (1227), Gustavo Fabién Albertelli (1229), Federico Calandra (1235), Mariana Chiaradia (1237), Gabriela Paola Presta (1238), Marianela Desages (1239), Beatriz María Barnes (1240), María Cristina Demarchi (1245), Hernán Santiago Quintana Lambois (1247), Enrique P. Quintana Lambois (1249), Adrián Oscar Vivian (1251), Aldo Alejandro Copello (1253), Cecilia María del Huerto Ordóñez Ojeda (1255), María del Carmen Vallejos (1257), Ruben Arturo López Santos (1259), Juan Carlos Gómez (1261), Carlos Miguel Dumit Sede (1263), Elba Gladys Montenegro (1265), Juan José Catalano (1267), Antonio Javier D’Orazio (1269), Adriana B. Ziccardi (1271), Marta Celina Micuccio (1273), María Claudia Sota (1275), Olga Marina Armbruster (1281), Roberto Jorge Bello (1283), María Verónica Bonini (1285), Rosa M. Borrino (1287), Graciela Fabiana Celaya (1289), Isabel Chambre (1291), Bruna Gabriela Chiacchio (1293), Eloisa Josefina López (1295), Natalia Edith Peregrin (1297), Gustavo M. Ríos Occhiuzz (1299), Ruben Gustavo Cantero (1305), Eduardo Juan Manola (1306), Sebastian Córdova Moyano (1307), Ana María Quaglia (1308), Raúl Adolfo Sosa (1309), Alberto Horacio Garbero (1311), Analía Carina Salgado (1312), Sandra Edith Peregrino (1313), Osvaldo Daniel Laschar (1314), Patricia Nora Vescio (1315), Mariano Andrés Wybranski (1316), Juan Carlos Gauna (1317), Rodolfo Alejo Merlino (1318), Dévora María Bertolucci (1319), Néstor Daniel Bova (1320), María Angélica Moreno (1321), Mónica Laura Spagnoletti (1322), Analía Fabiana Núñez (1323), Ana Inés Arriarán (1324), Laura Inés Trucco (1325), Claudia Heras (1329), Alfredo Luis Arriarán (1331), Eduardo Ricardo Sequeiros (1332), Andrea E Strocovsky (1333), María Teresa Romano (1337), Marta Mabel Núñez (1338), Daniel Andrés Pereyra (1339), Germán Santiago Fernández (1340), Claudio Marcelo Dominice (1341), Aldana Riquelme (1342), Viviana Marcela Noguerol (1343), Viviana Ruth Galeano (1344), María Teresa Rivieccio (1345), Vilma Bouza (1346), Alfredo Horacio Antonio Canal (1347), María Paula Lumerman (1348), Viviana Alejandra Duran (1349), Diego Hernán Domínguez (1350), Sergio Jorge Letikchevsky (1351), Valeria Raselli (1352), Susana Inés Rico (1353), Néstor Antonio Ponferrada (1354), Iván Argerich (1355), Norberto Alfredo Alba (1356), Mario Ricardo Suárez (1357), Claudia M. Máximo (1358), Guillermo Armando Ramos (1359), Claudio Abel Fernández Poli (1360), Natalia Silvina Suárez (1362), Andrea Raquel Meta (1363), María Inés Miraglía (1364), Alejandra Mabel Angeleri (1365), María Eugenia Sansone (1366), Gastón Alejandro Martin (1367), Liliana Graciela Cecere (1368), María Virginia Gómez (1371), María Soledad Cachaza (1372), Mónica Graciela Gármendia (1373), Sandra E. Braillard (1374), Jorge Luis Craviotto (1375),Nélida M García Serantes (1376) Cristina Inés García Musante (1377), Rosa del Carmen Osinalde (1379), Maria Teresa Amicone (1380), Mirtha Cristina Asade (1381), Edgardo Pablo Lilltedath (1382), Juana Roca Quintana (1383), Patricia Carolina Bottyan (1384), Maria Isabel Battaglini (1385), Hilda Estrella Pavioni (1386), Jorge Berman (1387), Ramon Carlos Gallardo Garcia (1388), Jorge Alberto Spraggon (1389), Violeta Gloria Lafuente (1391), Adriana del Carmen Guglielmino (1393), Eduardo José Sanfiz (1682), Bernardo Nespral (1826), Dalila Torres Mena (1893), Federico Gustavo Gigly (1401), Julián Manuel Goldman (1402), Carlos Alberto Molteni (1403), Carlos Guillermo Rodríguez (1404), Pardo Grimani (1406), Carlos María Suardi (1409), Ricardo Javier Suardi (1411), Ruy Berrotarán (1412), Gabriela Toledo (1413), Luis María Pilatti (1414), María Alejandra Tolosa (1415), Alejandra Raquel Chinchilla (1416), Edgardo Norberto Terrile (1418), Inés Teresa Bianco (1419), José Luis Bettolli (1420), Roberto Pereira Iturralde (1421), Gonzalo Nicolás Manglan Liendo (1422), Amelia Aurora Rodríguez Vidal (1423), Rebeca Celina Benfield (1430), Adriana Zappulla (1431), María Waveluk (1432), María Reame Marengo (1433), Daniel Idrogo Campos (1434), Fernando A. Ramírez (1435), José Raúl Ferraro (1436), Gerardo Osvaldo Yáñez (1437), Diego Spagnuolo (1438), Juan Francisco Ravignani (1442), Atilio Jorge Paolini (1443), Agueda Carina Lopreiato (1444), Félix José Lederman (1445), Marí Estela Domínguez (1446), Hugo Daniel Sorbo (1447), Edit Esther Dacal (1448), Patriçia Elsusi Mosquera (1449), Alicia Siciliano (1450), Susana Norma de Rosa (1451), María Elena Viñas (1452), Mónica Beatriz Spagnolo (1453), Carlos E. Caruso (1454), Roberto Mario Venezia (1455), Lilia Marta Rodríguez (1456), Miguel Angel Sejem (1457), Eduardo Daniel Perrone (1458), Alcira Galíndez Matienzo (1459), Pablo Noceti (1460), Edgardo Gallardo (1461), Nélida Raquel Cocquetti (1462), Mercedes Fernández Escalona (1463), Héctor Horacio De Rosa (1464), Laura Irene Pérez (1465), Omar Néstor Fernández (1466), Eduardo Márques Iraola (1467), Cristian Lamm (1468), Ernesto Halabi (1470), Ana María Luján Leites (1471), Adriana Falottico (1477), Mariano Pablo González (1473), Pablo Ferrero Mila (1474), Antonio Omar Aromi (1475), Esther Inés Segura (1476), María Elena Ferreyra Matas (1478), Miguel Angel Gesualdo (1479), Patricia Graciela Martins Coco (1480), Alberto Marcelo Kirchheimer (1481), Hugo Norberto Cervi (1482), Liliana Alicia de Miguel (1843), Francisa Fausta Victoria Porro de Somenzi (1484), María Cecilia Mantovano (1485), Gabriela Irene Alegre (1486), Dora Elsa Martino (1487), StelIa Maris Di Leo (1488), Gustavo Gabriel Rosin (1489), Daniela Judith Lerman (1490), María Fernanda Damil (1494), Roberto Nicolás Miguel Vain (1518), Liliana M. Vila (1519), Marta Beatriz Galdo (1520), Diego Martín Toutounojiari (1521), Oscar Eduardo Simiele (1522), Hebe María Maiolo (1523), Alicia Silvana Meza (1524), Jorge Omar Ferrer (1525) y Julián Alvarez Cañedo (1526), que fueron tenidos por parte, unificándose la representación en cabeza del Dr. Jorge Gabriel Rizzo a fs.1544.

A fs 1151, el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal adhirió a la acción declarativa de inconstitucionalidad de la ley 1.181 de la Ciudad de Buenos Aires planteada por sus matriculados.

Para fundar su pretensión manifestaron -en síntesis- que la ley de creación de la Caja de Seguridad Social para Abogados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y demás normas cuestionadas contradecían el principio de supremacía de la Constitución Nacional y eran violatorias de otras normas constitucionales que enumeraron.

En especial, sostuvieron que la norma impugnada resultaba incompatible con lo dispuesto en el segundo párrafo del artículo 125 de la Carta Magna pues las autoridades de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la Corte Suprema y la Secretaría de Seguridad Social de la Nación carecían de facultades para crear y validar una caja como la creada, desde el momento que la Constitución sólo permitía a las autoridades federales crear regímenes previsionales y generales de excepción (arts. 125, 2° párrafo y 75, inciso 23, segundo párrafo).

La redacción del artículo 125 era suficientemente clara -y debía interpretarse literalmente- en cuanto en él se disponía que “las provincias y la Ciudad de Buenos Aires pueden conservar organismos de seguridad social para los empleados y los profesionales...” lo que obstaba a su creación posterior por las autoridades locales, hipótesis que se había configurado en la especie. A ello debía agregarse que, en su condición de trabajadores independientes -no sujetos a un régimen previsional especial-, estaban obligados a someterse a lo prescripto por la ley 24.241, la cual no podía en modo alguno ser suprimida o reemplazada por la norma local cuestionada, máxime, cuando en el caso la pretendida ley aplicable resultaba mucho más onerosa.

Concluyeron en que, si la ley era inconstitucional también lo eran las acordadas de la Corte Suprema de Justicia u otras normas mediante las cuales se ordenaba su aplicación dentro de la jurisdicción, o sea en el ámbito del Poder Judicial de la Nación con asiento en la Ciudad de Buenos Aires, incluyendo a la justicia ordinaria y a la federal, así como toda otra norma que se dictara con posterioridad.

Asimismo, y como medida cautelar, solicitaron que se ordenara la suspensión de los efectos de la ley 1.181, y sus normas reglamentarias y complementarias hasta tanto se resolviera la cuestión de fondo, comunicándose dicha circunstancia al Poder Ejecutivo Nacional, al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a la Caja de Seguridad Social para Abogados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a la Secretaria de la Seguridad Social, a la Corte Suprema de la Nación, al Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, a la Administración Federal de Ingresos Públicos, y a los bancos de la Ciudad de Buenos Aires y de la Nación Argentina, ordenándoles que se abstuvieran de arbitrar medidas de ningún tipo tendientes a exigir el cumplimiento de las normas cuestionadas y/o sancionar su incumplimiento (fs. 181/183).

II. Que, a fs. 1513/1547, la medida cautelar fue acogida por la juez de la anterior instancia por considerar que se encontraban reunidos los requisitos de verosimilitud de derecho invocado y el peligro en la demora. En consecuencia, se dispuso la suspensión de los efectos de la normativa cuestionada respecto de todos los profesionales matriculados en el mentado colegio profesional, arbitrando los medios tendientes a no exigir el cumplimiento de dicha normativa hasta tanto se resolviera la cuestión de fondo, poniendo en conocimiento de dicha medida al Poder Ejecutivo Nacional, al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a la Caja de Seguridad Social para Abogados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a la Secretaría de la Seguridad Social, a la Corte Suprema de la Nación, al Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, a la Administración Federal de Ingresos Públicos, y a los bancos de la Ciudad de Buenos Aires y de la Nación Argentina.

Dicha medida fue apelada y luego, revocada por la sala V del fuero el 19 de septiembre de 2006 (fs. 1803/1809 vta.).

III. Que a fs. 1845/1852 vta, la parte actora solicitó una nueva medida cautelar solicitando nuevamente la suspensión de los efectos de la nombrada ley 1.181 y de las acordadas de la Corte Suprema de la Nación 6/05 y 19/05.

Además de referirse a los argumentos atinentes a la inconstitucionalidad de la normativa cuestionada por transgredir normas de la Constitución Nacional, en especial los artículos 31, y 125 segundo párrafo entre muchas otras, y citar jurisprudencia en su apoyo, sostuvo que resultaba aplicable al caso la doctrina sentada por el Alto Tribunal en la causa “Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires c/ Secretaría de Comunicaciones resol. 2926/99 s/ amparo ley 16.986” en el sentido de que la legislatura de la Ciudad de Buenos Aires carecía de facultades para reglar lo atinente a los procedimientos seguidos en los juicios tramitados ante los tribunales de la Nación.

Asimismo puso de resalto que las facultades que no hubieran sido otorgadas por la Constitución Nacional a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires eran conservadas por la Nación y, en este contexto, el estatuto organizativo de dicha ciudad no podía otorgar a las normas locales un alcance más amplio que el conferido por los constituyentes nacionales. En tal sentido la norma local cuestionada en autos excedía claramente el marco de atribuciones constitucionalmente atribuidas a la Ciudad de Buenos Aires.

Destacó, asimismo, que más allá de la claridad de la interpretación literal del artículo 125 de la Carta Fundamental no podía soslayarse el espíritu de los constituyentes al sancionar dicha norma, toda vez que expresamente habían suprimido la facultad de crear regímenes previsionales tanto para las provincias como para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cuestión que había sido objeto de debate en la convención constituyente.

Señaló asimismo la existencia de peligro en la demora ya que se continuaba desvirtuando el claro propósito de la Constitución así como de la leyes de la Nación tendiente a que todo el sistema previsional estuviera unificado de acuerdo a las pautas de la ley 24.241.

A ello debía agregarse que se estaba produciendo una especie de vaciamiento de los fondos de que debía disponer el sistema de reparto estatal para abonar las jubilaciones y pensiones a sus beneficiarios, situación que se agravaba debido a que la mentada caja local había llamado a licitación para que se administraran las inversiones que el organismo podía realizar con los activos que excedían el pago de las prestaciones y gastos, debiendo abonar una suma de dinero a la Fundación Poder Ciudadano por el control de la licitación, creándose nuevos compromisos económicos, a la vez que los abogados matriculados veían disminuidos sus ingresos por los aportes obligatorios establecidos en la ley cuestionada.

Posteriormente, a fs. 1865/1872, denunció que el Sr. Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires había rechazado un reclamo administrativo presentado por CASSABA y la había intimado para que dejara sin efecto la resolución 4-A/05 de la asamblea de representantes de esa entidad mediante la que se pretendía reglamentar la ley 1.181, bajo apercibimiento de impulsarse judicialmente la impugnación de dicho acto, con fundamento en que dicha caja no poseía facultades reglamentarias de la ley de marras, dictada por la legislatura local.

IV. Que a fs. 1879/vta la medida fue rechazada, remitiéndose el juez de la anterior instancia a los argumentos dados por la Sala V al desestimar la primera medida solicitada.

V. Que contra esa decisión la parte actora interpuso y fundó su recurso de apelación 1891 y 1897 vta. /1908, acerca del cual debe conocer esta Sala en virtud de lo dispuesto a fs. 1928/1932 y al sorteo efectuado a fs. 1940.

Asimismo a fs. 1947/1956, fue presentado un escrito acompañando la opinión del Director Ejecutivo de la ANSES respecto de la inconstitucionalidad del sistema cuestionado en autos y de los perjuicios que causa al Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones la creación de nuevos sistemas previsionales para profesionales.

VI. Que tal como ha manifestado la Corte Suprema de Justicia de la Nación el 11 de julio ppdo. in re “Municipalidad de San Luis c/ San Luis Provincia de s/ acción declarativa de certeza”, si bien medidas como las requeridas no proceden respecto de actos administrativos o legislativos habida cuenta de la presunción de validez que ostentan, tal doctrina debe ceder cuando se los impugna sobre bases prima facie verosímiles (Fallos: 250:154; 251:336; 307:1702; 314:695, entre otros).

En efecto, la finalidad del proceso cautelar consiste en asegurar la eficacia práctica de la sentencia que debe recaer en un proceso y la fundabilidad de la pretensión que constituye su objeto no depende de un conocimiento exhaustivo y profundo de la materia controvertida, sino de un análisis de mera probabilidad acerca de la existencia del derecho discutido.

Es más, el juicio de verdad en esta materia se encuentra en oposición a la finalidad de este instituto, que no es otra que atender a aquello que no exceda el marco de lo hipotético, dentro del cual, asimismo, agota su virtualidad (Confr. CSJN, en la causa “Defensor del Pueblo de la Nación c/ Buenos Aires Provincia de y otro (Estado Nacional) s/ amparo), 24/4/07).

Ello es lo que permite que el juzgador se expida sin necesidad de efectuar un estudio acabado de las distintas circunstancias que rodean toda la relación jurídica. De lo contrario, si estuviese obligado a excederse en consideraciones al respecto, peligraría a carga que pesa sobre él de no prejuzgar, es decir de no emitir una opinión o decisión anticipada -a favor de cualquiera de las partes- sobre la cuestión sometida a su jurisdicción (confr. “Municipalidad de San Luis” ya citada).

En ese marco -y luego de examinar los argumentos aportados por los peticionarios- en el estado larval en que se encuentra el proceso se advierte el interés jurídicamente protegido de cada uno de los abogados presentado en autos, pero no surge -con la misma nitidez- que el Colegio Público de Abogados de Capital Federal represente -en la especie- un derecho colectivo en los términos del artículo 43 de la Constitución Nacional, razón por la cual sólo han de considerarse prima facie configurados los requisitos que habilitan una medida cautelar -exigibles para una decisión precautoria tendiente a evitar situaciones de muy dificultosa o imposible reparación ulterior- respecto de los profesionales presentados en autos pretendiendo el reconocimiento de un derecho propio.

En este sentido, se entiende reunido el peligro en la demora respecto de aquéllos pues encontrándose pendiente de resolverse su petición, en definitiva, cada requirente deberá plantear su impugnación en las distintas causas en las que intervenga y cada vez que se lo intime a cumplir con los recaudos de la ley local 1.181, generando una carga personal y un dispendio jurisdiccional evitables.

Por otra parte, en el caso de obtener sentencia favorable a su pretensión tendrían derecho a reclamarlo indebidamente aportado, lo cual resultaría sino imposible, al menos muy dificultoso, generando, asimismo, un recargo de la actividad jurisdiccional innecesario.

Desde otro ángulo, no se advierte la gravedad del perjuicio que podría causarle a CASSABA el otorgamiento de la medida cautelar solicitada.

En efecto, la falta de aportes correspondientes a los abogados beneficiados por la medida hasta que se dicte la sentencia de fondo frente a la totalidad de los matriculados obligados a aportar, no causará un daño irreparable, toda vez que el capital de la Caja reunido hasta el presente aparece como suficiente para soportar las prestaciones y gastos que se encuentra obligada a solventar, máxime cuando nada obstaría a que a demandada pudiera perseguir el cobro de lo debido si fuera beneficiada con una sentencia en la que se reconociera la aplicablidad del régimen cuestionado.

Por lo demás, la provisoriedad de una medida de esta índole permite su modificación en el futuro si las circunstancias económicas tenidas en cuenta varían sustancialmente.

VII. Que en ese contexto, corresponde revocar la sentencia apelada y hacer lugar a la medida cautelar suspendiendo los efectos patrimoniales adversos de la ley 1.181, respecto de los letrados presentados en autos por un derecho propio. En consecuencia, se ordena:

1) Poner en conocimiento de esta medida a la Caja de Seguridad Social para Abogados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para que arbitre los medios necesarios y se abstenga de exigir a todos los abogados presentados en autos, pagos, aportes, contribuciones o cualquier otra obligación dineraria previstos en la ley 1.181 y sus normas complementarias, cuando aquéllos actúen en el ámbito de la justicia nacional o federal de la Capital Federal;

3) Al Banco de la Nación Argentina y al Banco de la Ciudad de Buenos Aires -en ambos casos en la Sucursal Tribunales- que se abstengan de efectuar cualquier tipo de retención dispuesta por la normativa impugnada en los cheques judiciales librados a favor de los mentados letrados y en las circunstancias expuestas.

3) Notificar esta medida al Dr. Jorge Gabriel Rizzo en atención a la representación que ejerce de los actores tenidos por parte en estos autos -en virtud de lo dispuesto a fs. 1544-, quien tendrá a su cargo la comunicación de dicha medida a sus representados.

4) Expedir copia certificada de la presente resolución para cada uno de los beneficiarios de la medida a efectos de que la hagan valer ante quien corresponda.

VIII. Que en atención a la concesión de la medida cautelar y a lo dispuesto en el artículo 199 del código procesal fijase garantía real en la suma de $ 1.000,00 para cada uno de los profesionales requirentes, quienes podrán constituirla mediante cualquiera de los medios, a satisfacción del juzgado interviniente en estos autos.

Por todo lo expuesto, SE RESUELVE revocar la resolución apelada y hacer lugar a la medida cautelar pedida, en los términos del considerando VII y previa contracautela según el considerando VIII, sin especial imposición de costas por no haber intervenido la parte contraria.

Regístrese, notifíquese y líbrense las comunicaciones ordenadas y devuélvase.

LUIS CÉSAR OTERO
(En disidencia parcial)
ALEJANDRO JUAN USLENGHI
GUILLERMO PABLO GALLI

El Dr. Luis César Otero dijo:

I- Que la presentación fue iniciada por una gran cantidad de abogados matriculados en el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal contra la Caja de Seguridad Social para Abogados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CASSABA) y el Estado Nacional, a fin de que se declarara la incompetencia de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para dictar leyes con carácter federal o nacional, en orden a que era inminente la entrada en vigencia de los efectos de la ley 1181 de la mentada legislatura local mediante la cual se había creado la aludida Caja de Seguridad Social para Abogados de Buenos Aires (CASSABA).

Basaron su pretensión en que la legislatura local carecía de facultades para dictar una norma con alcance nacional o federal como la cuestionada, pues ello resultaba violatorio de normas de rango constitucional previstas en el artículo 31, 75 inciso 30 y 125 de la Constitucional Nacional, entre otras, razón por la cual debía declararse su inconstitucionalidad (fs. 2/14 y adhesiones presentadas a lo largo de la causa).

A fs. 138/186 se presentó un escrito aclaratorio y complementario de las presentaciones anteriores cuestionando además la resolución SSS 19/03 y la Nota Externa AFIP 1/05 además de aquéllas que, como consecuencia de la ley local 1.181, fueron dictadas con posterioridad.

A fs. 1511/1514 el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal adhirió a la acción declarativa de inconstitucionalidad de la ley 1.181 de la Ciudad de Buenos Aires planteada por sus matriculados.

Para fundar su pretensión manifestaron -en síntesis- que la ley de creación de la Caja de Seguridad Social para Abogados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y demás normas cuestionadas contradecían el principio de supremacía de la Constitución Nacional y eran violatorias de otras normas constitucionales que enumeraron.

En especial, sostuvieron que la norma impugnada resultaba incompatible con lo dispuesto en el segundo párrafo del artículo 125 de la Carta Magna, pues las autoridades de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la Corte Suprema y la Secretaría de Seguridad Social de la Nación carecían de facultades para crear y validar una caja como la cuestionada, desde el momento que la Constitución sólo permitía a las autoridades federales crear regímenes previsionales y generales de excepción (arts. 125, 2° párrafo y 75 inc. 23, segundo párrafo).

La redacción del artículo 125 era suficientemente clara -y debía interpretarse literalmente- en cuanto en él se disponía que “las provincias y la Ciudad de Buenos Aires pueden conservar organismos de seguridad social para los empleados y los profesionales...” lo que obstaba a su creación posterior por las autoridades locales, hipótesis que se había configurado en la especie. A ello debía agregarse que, en su condición de trabajadores independientes –no sujetos a un régimen previsional especial-, estaban obligados a someterse a lo prescripto por la ley 24.241, la cual no podía en modo alguno ser suprimida o reemplazada por la norma local cuestionada, máxime, cuando en el caso, la pretendida ley aplicable resultaba mucho más onerosa.

Asimismo, y como medida cautelar, solicitaron que se ordenara la suspensión de los efectos de la ley 1.181, y sus normas reglamentarias y complementarias, hasta tanto se resolviera la cuestión de fondo, comunicándose dicha circunstancia al Poder Ejecutivo Nacional, al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a la Caja de Seguridad Social para Abogados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a la Secretaría de la Seguridad Social, a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, al Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, a la Administración Federal de Ingresos Públicos, y a los bancos de la Ciudad de Buenos Aires y de la Nación Argentina, ordenándoles que se abstuvieran de arbitrar medidas tendientes a exigir el cumplimiento de las normas cuestionadas y/o sancionar su incumplimiento (fs. 181/183).

II Que a fs. 1513/1547, la medida cautelar fue acogida por la juez de la anterior instancia, por considerar que se encontraban reunidos los requisitos de verosimilitud del derecho invocado y el peligro en la demora.

En consecuencia, se dispuso la suspensión de los efectos de la normativa cuestionada respecto de todos los profesionales matriculados en el mentado colegio profesional, arbitrando los medios tendientes a no exigir el cumplimiento de dicha normativa hasta tanto se resolviera la cuestión de fondo, poniendo en conocimiento de dicha medida al Poder Ejecutivo Nacional, al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a la Caja de Seguridad Social para Abogados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a la Secretaría de la Seguridad Social, a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, al Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, a la Administración Federal de Ingresos Públicos, y a los bancos de la Ciudad de Buenos Aires y de la Nación Argentina.

Dicha medida fue apelada y revocada por la Sala V del Fuero, el 19 de septiembre de 2006 (fs 1803/1809 vta.).

III - Que a fs. 1845/1852 vta la parte actora requirió una nueva medida cautelar solicitando nuevamente la suspensión de los efectos de la nombrada ley 1.181 y sus normas concordantes o complementarias.

Además de referirse a los argumentos atinentes a la inconstitucionalidad de la normativa cuestionada por transgredir normas de la Constitución Nacional, en especial los artículos 21 y 125 segundo párrafo, entre muchas otras, y citar jurisprudencia en su apoyo, sostuvo que resultaba aplicable al caso la doctrina sentada por el Alto Tribunal en la causa “Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires c/ Secretaría de Comunicaciones resol. 2926/99 s/ Amparo Ley 16.986” en el sentido de que la legislatura de la Ciudad de Buenos Aires carecía de facultades para reglar lo atinente a los procedimientos seguidos en los juicios tramitados ante los tribunales de la Nación.

Asimismo puso de resalto que las facultades que no hubieran sido otorgadas por la Constitución Nacional a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires eran conservadas por la Nación y, en este contexto, el estatuto organizativo de dicha Ciudad no podía otorgar a las normas locales un alcance más amplio que el conferido por los constituyentes nacionales. En tal sentido la norma local cuestionada en autos excedía claramente el marco de atribuciones constitucionalmente atribuidas a la Ciudad de Buenos Aires.

Destacó, asimismo, que más allá de la claridad de la interpretación literal del artículo 125 de la Carta Fundamental no podía soslayarse el espíritu de los constituyentes al sancionar dicha norma, toda vez que expresamente habían suprimido la facultad de crear regímenes previsionales tanto para las provincias como para a Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cuestión que había sido objeto de debate en la convención constituyente.

Señaló asimismo la existencia de peligro en la demora ya que se continuaba desvirtuando el claro propósito de la Constitución así como de las leyes de la Nación, tendientes a que todo el sistema previsional estuviera unificado de acuerdo a las pautas de la ley 24.241.

A ello debía agregarse que se estaba produciendo una especie de vaciamiento de los fondos de que debía disponer el sistema de reparto estatal para abonar las jubilaciones y pensiones a sus beneficiarios, situación que se agravaba debido a que la mentada caja local había llamado a licitación para que se administraran las inversiones que el organismo podía realizar con los activos que excedían el pago de las prestaciones y gastos, debiendo abonar una suma de dinero a la Fundación Poder Ciudadano por el control de la licitación, creándose nuevos compromisos económicos a la vez que los abogados matriculados ven disminuidos sus ingresos por los aportes obligatorios establecidos en la ley cuestionada.

Posteriormente, a fs. 1865/1872, denunció que el Sr. Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires había rechazado un reclamo administrativo presentado por CASSABA y la había intimado para que dejara sin efecto la resolución 4- A/05 de la Asamblea de representantes de esa entidad mediante la que se pretendía reglamentar la ley 1.181, bajo apercibimiento de impulsarse judicialmente la impugnación de dicho acto, con fundamento en que dicha Caja no poseía facultades reglamentarias de la ley de marras, dictada por la legislatura local.

IV- Que a fs. 1879 vta, la medida fue rechazada, remitiéndose el juez de la anterior instancia a los argumentos dados por la Sala V al rechazar la primera medida solicitada.

V- Que contra esa decisión la parte actora interpuso y fundó su recurso de apelación a fs. 1891 y fs. 1897 vta./1908, acerca del cual debe conocer esta Sala en virtud de lo dispuesto a fs. 1928/1932 y al sorteo efectuado a fs. 1940.

Asimismo, a fs. 1947/1956, fue presentado un escrito acompañando la opinión del Director Ejecutivo de la ANSES respecto de la inconstitucionalidad del sistema cuestionado en autos y de los perjuicios que causa al Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones la creación de nuevos sistemas previsionales para profesionales.

VI - Que tal como ha manifestado la Corte Suprema de Justicia de la Nación el 11 de julio ppdo. in re “Municipalidad de San Luis c/ San Luis Provincia de s/ Acción Declarativa de Certeza”, si bien medidas como las requeridas no proceden respecto de actos administrativos o legislativos habida cuenta de la presunción de validez que ostentan, tal doctrina debe ceder cuando se los impugna sobre bases prima facie verosímiles (Fallos 250:154, 251:336, 307:1702, 314:695, entre otros).

En el presente caso, de los antecedentes agregados a la causa surgen suficientemente acreditados los requisitos exigidos por el artículo 230 incisos 1° y 2° del Código Procesal.

En efecto, la finalidad del proceso cautelar consiste en asegurar la eficacia práctica de la sentencia que debe recaer en el proceso y la fundabilidad de la pretensión que constituye su objeto no depende de un conocimiento exhaustivo y profundo de la materia controvertida, sino de un análisis de mera probabilidad acerca de la existencia del derecho discutido.

Es más, el juicio de verdad en esta materia se encuentra en oposición a la finalidad de este instituto, que no es otra que atender aquello que no exceda del marco de lo hipotético, dentro del cual, asimismo, agota su virtualidad (confr. CSJN “Defensor del Pueblo de la Nación c/ Buenos Aires Provincia de y otro- Estado Nacional s/ Amparo, 24/4/07).

Ello es lo que permite que el juzgador se expida sin necesidad de efectuar un estudio acabado de las distintas circunstancias que rodean toda la relación jurídica. De lo contrario, si estuviese obligado a excederse en consideraciones al respecto, peligraría la carga que pesa sobre él de no prejuzgar, es decir de no emitir una opinión o decisión anticipada -a favor de cualquiera de las partes- sobre la cuestión sometida a su jurisdicción (Conf. “Municipalidad de San Luis” ya citada).

En ese marco, se encuentra configurada la verosimilitud del derecho invocado exigible para una decisión precautoria tendiente a evitar situaciones de muy dificultosa o imposible reparación ulterior.

Y, en este sentido, se entiende reunido el peligro en la demora aludido, teniendo en cuenta que por tratarse de un juicio ordinario en el que aún no se le ha dado intervención a la contraparte, la decisión final sobre la cuestión de fondo seguramente se dilatará en el tiempo ocasionándole graves perjuicios a los actores en el caso de obtener sentencia favorable a su pretensión, pues tendrían derecho a reclamar lo indebidamente aportado, lo cual resultaría sino imposible, al menos muy dificultoso, generando un dispendio jurisdiccional innecesario.

Asimismo, la vigencia imperativa de los aportes prescriptos en la legislación cuestionada, mientras se sustancian los presentes actuados, obligará a cada uno de los letrados matriculados a interponer su oposición legal en cada una de las actuaciones judiciales que promuevan, cuando se les requiera el cumplimiento de la ley 1.181 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo cual generará una profusión de planteos jurídicos procesales que afectarán la administración de justicia en la sustanciación de cada expediente y una recarga de la actividad profesional de los letrados en una temática del fondo de la materia que deberá resolverse en la presente litis.

Al respecto cabe aclarar que, en virtud del carácter provisorio que tiene toda medida cautelar, ellas son susceptibles de revisión y modificación en cualquier etapa del proceso, si se aportan nuevos elementos de juicio o sobrevienen circunstancias que así lo aconsejen.

VII - Que el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, en su carácter de persona jurídica de derecho público, se encuentra investido de legitimación activa necesaria para actuar en la presente causa invocando la representación de todos los abogados matriculados en la institución, pues entre otras facultades legales, defiende a los asociados asegurándoles el libre ejercicio de la profesión” (art. 20 inc. c Ley 23.187) y tutela de “la inviolabilidad del ejercicio profesional”, por lo que posee legitimación procesal para ejercitar la acción pública” (art. 21 inc. j).

En función de ello, la institución representativa de los letrados con actuación profesional en la Capital Federal se ha presentado en autos en cumplimiento de finalidades generales que legalmente se le han atribuido, ejercitando la defensa de todos los abogados completando con la matrícula cuyo gobierno realizan, la larga lista de letrados que se han presentado promoviendo la presente acción, cuando, como en el caso, considera que se encuentra afectada la actuación profesional de los mismos y en debate la inconstitucionalidad planteada de una norma de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Ley 1.181), que extiende sus efectos al ejercicio profesional de os letrados en el ámbito de la justicia nacional y federal.

He tenido oportunidad de pronunciarme en consonancia con ello, reconociendo al referido Colegio Público legitimación procesal para ejercitar la acción pública (art. 21 inc. j) en tutela de “la inviolabilidad del ejercicio profesional en todos los órdenes”, potestades éstas de donde puede extraerse válidamente una conclusión que habilita la legitimación del Colegio Público, para perseguir la inconstitucionalidad de una norma, trasladando sus efectos a todos sus miembros (confr. Cámara Contencioso Administrativo Federal, Sala V, “Colegio Público de Abogados de la Capital Federal c/ EN M° Economía Ley 25.453 s Amparo”, 18/02/02).

En el caso no considero tipificado que se encuentren involucrados derechos de carácter patrimonial individuales, cuyo ejercicio correspondería exclusivamente a cada uno de los accionantes, pues se trata de materia de naturaleza previsional y por ende de índole colectiva, impuesta por un régimen jurídico local que pretende abarcar actuaciones profesionales en todo el ámbito de la justicia nacional y federal en el distrito de la Capital Federal.

Se trata de la actuación jurisdiccional de una asociación en resguardo de los derechos, como sector, de quienes se encuentran registrados como matriculados para el ejercicio profesional, en función del carácter colectivo que representa la naturaleza de la materia en debate y de los lógicos efectos de idéntica naturaleza que tendrá el control de constitucionalidad que deberá dirimirse judicialmente, todo ello sustentado en lo prescripto en el artículo 43 de la Constitución Nacional, con más razón tratándose de una causa de procedimiento ordinario que permite un un amplio debate y conocimiento del “caso”.

Por ello es que el Colegio Público se encuentra investido de la legitimación procesal necesaria para representar a todos los abogados matriculados en sus registros, alcanzándoles los efectos “erga omnes” de los decisorios que se dicten en los presentes actuados.

VIII - Que, en ese contexto, corresponde revocar la sentencia apelada y hacer lugar a la medida pedida suspendiendo los efectos patrimoniales de la ley 1.181. En consecuencia, se resuelve:

1) Ordenar a la Caja de Seguridad Social para Abogados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que arbitre los medios necesarios y se abstenga de exigir a todos los abogados matriculados en el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal las presentaciones de declaraciones juradas, pagos, aportes, contribuciones o cualquier otra obligación prevista en la ley 1.181 y sus normas complementarias, cuando aquéllos actúen en el ámbito de la justicia nacional o federal de la Capital Federal;

2) Ordenar al Banco de la Nación Argentina y al Banco de la Ciudad de Buenos Aires -en ambos casos Sucursal Tribunales- que se abstengan de efectuar cualquier tipo de retención dispuesta por la normativa impugnada en los cheques judiciales librados a favor de los mentados letrados y en las circunstancias expuestas.

3) Notificar dicha medida al Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, sobre quien recaerá la carga de comunicar el alcance de esta resolución a sus representados y a cada Fuero Nacional y Federal de la Capital Federal.

IX - Que, en atención a la concesión de la medida cautelar y a lo dispuesto en el artículo 199 del Código Procesal, fijáse caución juratoria, la que deberá ser prestada por el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal en representación de todos los asociados alcanzados por la precautoria dictada.

Por lo expuesto, voto por revocar la resolución apelada y hacer lugar a la medida cautelar solicitada, en los términos expuestos en los considerandos VIII y IX; sin especial imposición de costas por no haber intervenido la parte contraria.


LUIS CÉSAR OTERO